Ir al contenido
Noticias de la Col, Cabimas, Maracaibo, Ciudad Ojeda, Lagunillas al dia y las 24 horas
Noticias de la Col, Cabimas, Maracaibo, Ciudad Ojeda, Lagunillas al dia y las 24 horas
link

Esto es lo que debes hacer para frenar el reflujo

|Con información de infosalus.com
Imagen de la noticia: Esto es lo que debes hacer para frenar el reflujo
link

Quien tiene reflujo normalmente habla de mala calidad de vida, de incomodez, de sensaciones desagradables en su día a día que, de alguna manera, le impiden llevar una vida normal. Vamos a intentar aportar algunas soluciones para estos pacientes porque el reflujo realmente es muy molesto.

Según nos detalla el doctor Carlos Martín de Argila de Prados, médico adjunto del Servicio de Gastroenterología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, y profesor asociado de Medicina de la Universidad de Alcalá, se denomina ‘reflujo gastroesofágico’ al paso del contenido del estómago (que es muy ácido) a la luz del esófago a través de una válvula, que se llama ‘cardias’, y que separa el estómago del esófago.

«Esto es un fenómeno fisiológico, es decir, se considera normal, y todas las personas lo presentamos en algún momento del día. Es más frecuente después de las comidas, suele ser breve y es más intenso en mujeres embarazadas y en los bebés en los primeros 6 meses de vida», agrega este especialista.

Ahora bien, sí precisa que cuando este reflujo gastroesofágico es lo suficientemente intenso, duradero, o frecuente, como para afectar a la calidad de vida de quien lo padece se convierte en enfermedad, y es lo que se denomina médicamente como ‘enfermedad por reflujo gastroesofágico’ o ERGE.

Principales síntomas 

El doctor Martín de Argila subraya que los síntomas principales de la ERGE son la sensación de quemazón que sube desde el estómago hacia el esófago en la zona central del tórax (llamada ‘pirosis’), y la regurgitación, que es el paso del contenido ácido del estómago (con o sin alimentos semidigeridos) hacia el esófago, y que a veces puede llegar hasta la boca.

En ocasiones, el médico adjunto del Servicio de Gastroenterología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid sostiene que la ERGE se manifiesta con otros síntomas no tan típicos como son dolor en el pecho, la tos crónica, la inflamación crónica de la garganta, el asma, o incluso el rechinar de dientes entre otros.

Lea también:  Venezuela reportó este lunes: 45 nuevos casos, 0 fallecidos.

En su opinión, se debe consultar con un especialista cuando los síntomas típicos (pirosis y regurgitación) nos afectan desde hace mucho tiempo, si son muy intensos o duraderos, o si repercuten en nuestra calidad de vida.

«También debe ser motivo de consulta médica si además se manifiesta como dolor en el pecho, si tenemos dificultad o dolor al tragar los alimentos o los líquidos, si hemos perdido peso, o si se acompaña de vómitos con sangre o deposiciones negras (en este último caso se debe acudir a urgencias). Estos síntomas se denominan de alarma y nos deben alertar para visitar al médico», ahonda el experto.

A qué puede ser debido

Entre sus causas este doctor manifiesta que la ERGE es consecuencia de una pérdida de la eficacia del sistema valvular (de la válvula cardias antes citada) que separa el estómago del esófago, y que impide el paso de grandes cantidades del contenido gástrico al esófago o de pequeñas cantidades, pero muy frecuentes.

«Hay circunstancias que favorecen la ERGE: la obesidad, el embarazo, ciertas posturas corporales (agacharse), ciertos alimentos (grasas, chocolate, bebidas gaseosas, tomate), las comidas muy copiosas, el ejercicio físico, el tabaco, el alcohol, algunos medicamentos (los antiinflamatorios no esteroideos, aquellos para bajar la tensión arterial, algunos antidepresivos) y factores genéticos. El tener una hernia de hiato no es sinónimo de padecer una ERGE, pero su presencia puede favorecer la enfermedad», agrega este gastroenterólogo.