Colombia: El sentido adiós de los samarios a la familia venezolana asesinada

Publicado en » Internacionales, Sucesos
mayo 29, 2022
A las: 6:30 AM

La comunidad samaria se volcó al inicio de la mañana de este viernes 27 de Mayo, en las instalaciones de la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses para iniciar una caravana que culminó en el cementerio Jardines de Jerusalén del corregimiento de Bonda, área rural de Santa Marta, para despedir a la familia venezolana que fue asesinada a puñaladas al interior de su humilde vivienda construida con tablas de madera.

Los cuerpos de Emperatriz y sus dos hijos no pudieron ser llevados hasta territorio venezolano pese a la petición de su padre, quien solicitó ayuda a las autoridades colombianas para el proceso de repatriación, debido a su avanzado estado de descomposición, por lo que sus familiares la noche del jueves tomaron la decisión de darle el último adiós en la capital del Magdalena, a donde llegaron hace un año y medio en busca de oportunidades para mejorar su calidad de vida.

Directivos, docentes y Estudiantes de la Institución Educativa Distrital -IED- Ondas del Caribe, vestidos con su uniforme, globos blancos y acompañados con una pancarta que llevaba el mensaje su ausencia en las aulas, enluta y entristece a la gran familia Ondista”,  rechazaron el asesinato de dos de sus compañeros, Miguel Díaz y Jesibel Díaz.

“Estos globos representan paz, exigimos que se respeten las vidas y que las autoridades a cargo de la investigación que se adelantan contra el presunto criminal culmine lo más pronto, y se haga justicia”, expresó un docente.

Por su parte, un residente del sector donde vivía la familia venezolana se mostró muy conmovido en medio del sentido adiós, y hizo un llamado a las autoridades policiales y distritales para que no se registren más hechos de violencia, “Este trágico hecho nos tiene afligidos y consternados a cada uno de los habitantes de esta zona de la ciudad, no entendemos aún porque una persona acaba con la vida de su mujer y de sus dos pequeños que tenían deseos de vivir y salir adelante”, dijo un vecino.

Por último, Michell Alejandra Linares, natural de Caracas, Venezuela, hermana de Emperatriz Linares Fernández, quien encontró los cuerpos de sus familiares, asistió acompañada de sus seres queridos y amigos para darle el último adiós, sin embargo, minutos antes de ser sepultados se aferró al féretro de su hermana y protagonizó escenas de llanto y dolor que conmovieron a todos los asistentes.

NO ESTABA EMBARAZADA 

Michel Linares, hermana de Emperatriz Itachi Linares Fernández asesinada junto a sus dos hijos de 6 y 11 años en la Invasión de Altos de Bahía Concha, negó ayer que se encontrara en estado de embarazo.

Michel negó esa versión luego que empezara a circular la misma

“Emperatriz Linares, tiene cuatro años y medio de haberse desconectado. Ella no estaba embarazada de nadie, eso que dicen es mentira´, aseguró adolorida su hermana.

De momento, se está a la espera de los resultados de los exámenes realizados al cuerpo de Emperatriz Itachi una vez ingresó a la Morgue de Medicina Legal.

Asimismo, la hermana de la occisa aseguró que la mujer asesinada había tomado la decisión de no continuar con la relación sentimental con ´El chocoano´. Eso le costó la vida. Él amenazó a mi hermana, a mí también me amenazó y a mi esposo también”, tengo prueba de todo ello, explicó  Michel Linares.

ASÍ FUE EL TRIPLE CRIMEN 

El caso se presentó el pasado 24 de mayo, luego de que, al parecer, Cuesta Abadía tuvo una discusión acalorada con Emperatriz, al interior de la vivienda y en presencia de sus dos menores.

Por motivos que aún se desconocen, ‘El Chocoano atacó sin piedad a su mujer Emperatriz Itachi Linares Fernández, de 32 años, y la mató al igual que a los dos niños que habitaban la misma vivienda. El presunto homicida cometió el triple crimen en horas de la noche y durmió en la misma habitación con los cuerpos de las tres personas que asesinó a puñal, y la mañana siguiente salió muy temprano, se bañó, se cambió y se marchó, dejando la casa asegurada con un candado.

Los cuerpos de las víctimas fueron encontrados al día siguiente por vecinos y la hermana de la mujer, quien al no tener información de su paradero, decidió ir a la vivienda y por un espacio logró ver uno de los cuerpos tendido en el suelo, y de inmediato dio aviso a las autoridades.

Tras huir de la escena del crimen, Luis Emiro Cuesta Abadía, alias “El Chocoano”, huyó a su tierra natal donde le confesó el triple crimen a una de sus hermanas y luego un conocido lo acompañó para entregarse en la estación de Policía de Riosucio, Chocó, adscrita al Departamento de Policía de Urabá, de donde tuvo que ser sacado bajo estrictas medidas y a bordo de un helicóptero, luego que la comunidad enardecida intentara lincharlo.

Cuesta Abadía fue puesto a disposición de la Fiscalía por los delitos de homicidio agravado y feminicidio agravado, donde en las últimas horas un juez con funciones de control de garantías de Santa Marta lo notificó con medida intramural al considerarlo un peligro para la sociedad.

 

 

 

 

 

 

 


hoydiariodelmagdalena