El IGTF y «agotamiento» de la intervención cambiaria del BCV detonan inestabilidad cambiaria

Publicado en » Economía, Nacionales
mayo 13, 2022
A las: 2:00 PM

Esta semana el pecio del dólar paralelo superó la barrera de los 5 bolívares, lo cual no se veía desde el mes de octubre del año pasado con la entrada en vigencia de la reexpresión monetaria.

Según el economista doctorado en Gerencia y consultor financiero, Leonardo Soto, este incremento del tipo de cambio en el mercado paralelo evidencia que la inyección semanal de divisas que realiza el Banco Central de Venezuela, a través de las mesas de cambio interbancarias, no genera una base estable real para que el tipo de cambio se mantenga.

Según la data obtenida por Aristimuño Herrera & Asociados, el BCV ha inyectado al mercado cambiario 1.474 millones de dólares en lo que va de año, un monto casi equivalente a los 1.553 millones que vendió durante todo el año pasado a los bancos.

“Todos los mecanismos artificiales para estabilizar el tipo de cambio, el principal es la quema de divisas en el mercado cambiario, terminan por agostarse. Esta estrategia está mostrando que ya no es suficiente”, apunta Soto.

Soto señaló, en entrevista con Banca y Negocios, que otra de los elementos que se ha logrado en el país es una estructura de circulación monetaria multimoneda, lo que se convirtió en una válvula de oxigenación, en medio de la hiperinflación que vivió el país hasta hace muy poco; sin embargo, destacó que hoy se revierte la balanza,mediante la presión para el venezolano para que deje de usar divisas internacionales, para obligarlo a utilizar bolívares, cuando la posibilidad de acceso inmediato al signo monetario nacional es escaso.

Soto recordó ademas que el encaje legal todavía es bastante elevado y sigue existiendo una restricción al crédito, que, aunque se está otorgando es insuficiente para las necesidades de crecimiento que existen en el país.

“Si pagar con dólares es más caro y hay que recurrir a la banca nacional para tener bolívares, que están escasos, las personas van al mercado negro y aquí es donde se revierte la tendencia, porque los que hacen estos cambios en el mercado de divisas paralelo, ahora reciben los dólares a precios mucho más bajos en bolívares. Entonces, comienza el juego, pero a la inversa, a nivel de lo que es el ataque especulativo en contra de la moneda”, explicó el economista.

Soto manifestó que hoy en día la mayoría de los venezolanos necesita bolívares para pagar muchas de las compras y gastos que antes cancelaba en dólares y que hoy son más costososs por el Impuesto a Grandes Transacciones Financieras.

Por lo tanto, el intercambio bolívar-dólar en el mercado paralelo se sigue moviendo en función del ejercicio especulativo para quienes tienen el control de los bolívares que, en este caso, ahora son los más cotizados.

Click en el icono y síguenos en las redes:

 

 

 

 

 

 

 


bancaynegocios