¿Cómo preparar un funnel de venta efectivo por medio del email marketing?

Publicado en » Internet
abril 13, 2022
A las: 1:58 PM

Un funnel de venta es una de las estrategias de marketing digital más efectivas que podemos encontrar hoy en día. Se basa en el uso de una serie de aspectos o pasos que van a ir dando los potenciales clientes hasta llegar a concretar una compra. Para implementarlo, el email marketing es la herramienta más segura.

Son muchos los beneficios que tiene establecer una estrategia de email marketing dentro del plan de marketing digital de una marca. La principal razón es que la mayoría de los suscriptores llegan allí por propia voluntad, mostrando un interés inicial en la marca y lo que esta tiene para ofrecer, por ende, se considera un cliente potencial de verdad.

Para preparar un funnel de venta que sea efectivo, es posible trabajar con plantillas de email marketing que estén previamente diseñadas y que puedan adaptarse a la voz y al tono que cada marca quiera aplicar en cada caso. La idea es aprovechar estos recursos como una idea para crear los propios o, en su defecto, iniciar el proceso de trabajo con ellos, a medida que se va tomando experiencia en la materia.

Gracias a las plantillas, los usuarios más novatos tendrán mayor claridad a la hora de poner en marcha su propia estrategia, ya que las plantillas siguen una secuencia lógica de los aspectos que deben trabajarse en la estrategia, como: las objeciones, la propuesta de valor, los beneficios, las preguntas frecuentes, entre otros.

Paso 1: definir los objetivos del funnel

Desde aquí parte todo el trabajo, por lo que concentrarse en que este proceso esté bien hecho, será clave, ya que representa los pilares de todo lo que sucederá después. Es recomendable que los objetivos estén basados en la metodología SMART, que indica que deben ser específicos, medibles, temporales, alcanzables y relevantes.

Es importante que los objetivos estén enmarcados en uno principal y otros secundarios, que mostrarán las líneas de acción para después establecer las estrategias y tácticas de trabajo.

Paso 2: el público objetivo

Cualquier estrategia de marketing a implementar debe estar orientada a un público objetivo específico que haya sido previamente valorado. Esto permitirá que los esfuerzos que la creación del funnel representan, puedan ofrecer una recompensa favorable, ya que se destinarán a las personas con mayores probabilidades de comprar.

Definir a un público objetivo puede ser una tarea aparentemente sencilla, pero la realidad, es que no lo es. No puede basarse en subjetividades o ideas de quien esté creando la estrategia de email marketing, sino en datos reales que ayuden a comprender mejor qué es lo que quieren las personas y de qué manera la marca debe enfocar su producto o servicio para que les cuente como solución.

Paso 3: seleccionar una herramienta de email marketing

Este es otro de los puntos clave, y en el que quizás, haya que dedicar más esfuerzo, ya que de su buena elección dependerá que todo funcione como debería. 

En la actualidad, la mejor alternativa que existe en el mercado es Mailrelay, y las razones para asegurar esto, las presentamos a continuación:

  • Utiliza algoritmos e IPs únicas: esto genera confianza de las herramientas de correo electrónico tradicionales, lo que reduce de forma drástica las posibilidades de que los emails enviados terminen en la carpeta de spam.
  • Tiene una interfaz de fácil uso: para quienes no tienen mucha experiencia en el uso de este tipo de herramientas o prefieren no perder tiempo en complejas configuraciones, Mailrelay utiliza una interfaz sencilla, práctica e intuitiva. Bastará con cargar la lista de contactos, redactar el correo y hacer clic en el botón de enviar. También, admite la segmentación cuando el funnel está dirigido a un sector específico.
  • Cuenta gratuita: esta es una de las principales potencialidades de Mailrelay, y es que su cuenta gratuita está disponible hasta para 20 mil contactos y, lo mejor de todo, sin publicidad, sin límites en los beneficios que ofrece y sin cambios en la versión de uso.
  • Plantillas pre-redactadas: como ya veíamos más arriba, las plantillas pre-redactadas son un plus añadido que ayuda mucho a quienes estén dudosos sobre lo que deben escribir en cada email del funnel. Pero con el servicio de estas plantillas listas para personalizar, dicha tarea será muy sencilla.
  • Soporte: si surge cualquier inconveniente, duda o reclamación en el proceso como usuarios, es posible tener disponible un sistema de soporte eficiente que ayudará a solventar cualquier situación; el mismo está disponible también para las cuentas gratuitas.

Paso 4: definir el recorrido del funnel

Antes de redactar cualquier email, hay que tener muy claro cuál será el recorrido que tendrá el cliente potencial según los objetivos que se definieron en el paso 1. La idea aquí es crear un proceso sencillo, pero sistemático, que permita dar con una secuencia de venta lógica.

En muchas ocasiones, los funnels fallan porque se trabajan con desorden entre los correos enviados, de manera que las personas que los reciben están muy lejos de entender qué es lo que les están vendiendo y por qué ellos deberían convertirse en clientes de la marca.

Paso 5: redactar los emails del funnel

Y ya para finalizar, llegará el momento de presentar cada uno de los emails que conformarán el funnel. Estos deben redactarse en presente, justo como si se tratase de una conversación en tiempo real con el cliente potencial

En líneas generales, se podría decir que los emails básicos que debe tener un funnel, son:

  • Email de expectativa (días antes).
  • Presentación de la oferta con el beneficio principal.
  • Presentación de la oferta con testimonios.
  • Email para derribar objeciones.
  • Email para responder preguntas frecuentes.
  • Email de pocas horas.
  • Email de cierre.

En la mayoría de los casos, estos funnels inician con la suscripción que realiza una persona mediante una landing de registro. En caso de que sea así, también será necesario incluir el email de confirmación de la suscripción y el de bienvenida, donde se dará el regalo ofrecido (lead magnet). A partir de ahí, se pueden incluir otros emails complementarios, como el que presenta a la marca y lo que es capaz de hacer por sus clientes potenciales.


-