Organización Panamericana de la Salud: «América Latina atraviesa un nuevo pico de contagios de covid-19 tras la llegada de la variante ómicron»

Publicado en » Covid-19, Internacionales, Salud
enero 20, 2022
A las: 12:30 PM

Brasil registró sus primeros casos de la variante ómicron del covid-19 el 30 de noviembre de 2021. Fueron los primeros de toda América Latina, aunque no tardó en extenderse en los días siguientes por otros países como Ecuador y Chile. Casi dos meses después, la nueva cepa predomina en el continente, disparando otra vez los contagios cuando ya las autoridades creían tener la situación bajo control.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó que desde que inició el año 2022, los casos de coronavirus se han duplicado en la región. Esto, principalmente debido a la acción de la variante ómicron. La directora del ente, Carissa Etienne, informó que en los primeros ocho días de enero hubo un total de 2,7 millones de nuevos contagios. Igualmente, un conteo realizado por la agencia AFP entre el 7 y el 13 de enero registró un promedio de 300.000 casos diarios,dos veces el récord alcanzado entre mayo y junio de 2021, cuando todos los días se reportaban alrededor de 155.000 contagios.

Aunque los avances en la vacunación han impedido que aumente considerablemente la tasa de mortalidad por el virus, Etienne manifestó su preocupación de que en las próximas semanas comiencen a saturarse los servicios médicos de varios países. Un escenario similar al visto en el año 2020, cuando los hospitales de países como Colombia, Perú y Ecuador colapsaron, provocando además una escasez de bombonas de oxígeno. En Venezuela fue también la época en la se habilitaron refugios y hoteles sanitarios ante la ocupación del ya deteriorado sistema de salud público.

Los más afectados

En Latinoamérica, actualmente la mitad proviene de Argentina. La nación atraviesa su tercera ola de covid-19, potenciada por la llegada de ómicron. De 42.032 nuevos casos conocidos el 30 de diciembre de 2021, alcanzó su pico el 14 de enero, con 139.853 infecciones en un día.

Aunque el gobierno de Alberto Fernández había reabierto las fronteras del país en octubre y flexibilizó las medidas sanitarias tras llegar a mínimos históricos, la llegada de ómicron le obligó a cambiar de planes. Desde el 1° de enero, comenzó a implementarse un pase sanitario, el cual solo permite la entrada a eventos masivos o en espacios cerrados a personas con un esquema de vacunación completo.

Argentina es el segundo país con mayor tasa de contagios de la región, con 6,7 millones de casos, pero todavía está lejos del primer lugar. Con 22.274.223 casos hasta la fecha contabilizados por la Universidad Johns Hopkins, Brasil solo es superado en el mundo por Estados Unidos e India. Al igual que la mayoría de sus vecinos, había logrado reducir su número de casos, con apenas 13.000 diarios. Aunque los casos se triplicaron comenzando enero, todavía mantenía una curva controlada hasta esta semana, cuando creció exponencialmente. El 13 de enero registró 97.986 positivos, la sexta cifra más alta durante la pandemia. Aunque no hay cifras precisas, las autoridades brasileñas estiman que ya el 95 % de su casos pertenecen a la nueva variante.

Otro país que enfrenta una situación tensa es México. En los últimos siete días ha mantenido un promedio de 33.627 casos diarios, aunque con una tendencia cada vez más en aumento. El 15 de enero rompió su récord histórico de contagios, con 47.100. La nueva ola llegó incluso hasta el gobierno, donde varios funcionarios han resultado positivos incluido el propio presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Conteniendo la pandemia

El resto del continente se mantiene alerta ante la nueva ola de coronavirus, a pesar de no alcanzar todavía las cifras de Argentina, México y Brasil. De acuerdo con la OPS, la variante ómicron ya está presente en los 35 países del continente americano.

Colombia, el tercer país de Latinoamérica con más casos, está cerca de alcanzar el máximo pico que tuvo en junio de 2021. Cuando el Ministerio de Salud y Protección Social anunció los primeros casos de ómicron el 20 de diciembre, el nivel de infección del virus apenas era de 1.700 casos. En los últimos días el promedio es de 30.200 casos diarios, y va en aumento. Otro país con un registro acelerado es Perú, que vive un pico histórico con 29.100 contagios diarios. No obstante, el Instituto Nacional de Salud indicó que solo el 7,6 % del total corresponde a la variante ómicron.

Chile, que empezó el año como el país con mayor incidencia de ómicron en el país, actualmente parece tener la situación bajo control. El 10 de enero la subsecretaria de Salud Pública, María Teresa Valenzuela, aseguró que había 1.046 casos de la variante, frente a 7.000 casos diarios en total. El epidemiólogo de la Universidad de Chile, Gabriel Cavada, señaló al portal Emol que actualmente el 60 % de los casos de coronavirus en el país corresponden a ómicron, mientras el 40 % restante es de la variante delta.

En el caso de Venezuela, en los últimos 10 días se ha mantenido un aumento sostenido del número de infecciones. Desde el 13 de enero los reportes dados por el régimen de Nicolás Maduro superan los mil contagios diarios, algo que no ocurría desde el 3 de noviembre de 2021. El 18 de enero de 2022 la vicepresidenta del régimen, Delcy Rodríguez, informó que se reportaron 2.090 nuevos casos, siendo la cifra más alta desde la llegada de la pandemia al país. Agregó que el mayor foco se encuentra en Distrito Capital y Miranda.

Aunque no hay informes oficiales sobre el porcentaje de incidencia de ómicron en la población, el propio Maduro reconoció que para finales de mes podría convertirse en la cepa predominante del virus en el país.

Tomando medidas

Latinoamérica es una de las regiones del planeta más afectadas por la pandemia de covid-19. Hasta el momento se contabilizan al menos 51.678.000 contagios documentados y 1.568.000 muertes, por lo que si se tomara el bloque como un solo país, sería el segundo con más casos, solo por debajo de Estados Unidos. De acuerdo con la agencia Reuters, en la actualidad al menos 11 de cada 100 casos provienen del subcontinente.

La OPS indica que con la llegada ómicron los contagios aumentaron un 77 % y las muertes 31 %. Y aunque está demostrado que la variante tiene un índice de propagación mucho mayor que otras versiones del covid-19, no todos los casos se deben a él. Este nuevo pico ocurre justamente después de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, cuando en la mayoría de los países se relajaron los permisos de viajes y las restricciones aun sabiendo la situación de Brasil con el ómicron.

Por ejemplo, el diario español El País menciona que en países como Colombia se redujo de 14 a 7 días el plazo de aislamiento preventivo para viajeros provenientes del extranjero, y en Argentina solo se aplicó para aquellos que no estaban vacunados. En México, mientras las colas en los módulos para tests de covid-19 se extendían por cuadras, el presidente López Obrador informaba sobre su contagio sin tapabocas en un espacio cerrado. Lo minimizó considerándolo “solo gripe”, como anteriormente hicieron también otros funcionarios como el presidente brasileño Jair Bolsonaro, o el ministro de Salud venezolano, Carlos Alvarado.

La vacunación contra el covid-19 también juega un papel crucial durante este nuevo pico de contagios. Aunque el número de muertes aumentó, con un promedio de 621 diarios, está lejos del momento más álgido de la pandemia, a principios de 2021, cuando se reportaban hasta 5.548 fallecimientos diarios. Por ese motivo la OPS tiene como meta llegar para junio de 2022 a un 70 % de la población completamente vacunada. Un objetivo que reconocen todavía está bastante lejos, pues la región se estancó en el 60 %, habiendo incluso 10 países con menos del 40 % de inmunización.

Vacunación en Venezuela

El régimen de Nicolás Maduro anunció el 3 de enero de 2022 el inicio de las jornadas de vacunación de refuerzo para prevenir los efectos de las variantes delta y ómicron. La aplicación de la tercera dosis comenzó un día después para los trabajadores del sector Salud y personas mayores de 60 años de edad. Progresivamente, en el trancurso de las semanas, se incluirá a otros grupos etarios que hayan recibido su segunda dosis hace más de seis meses.

En esa misma alocución, Maduro aseguró que actualmente Venezuela posee más del 91 % inmunizada, lo que se traduciría en más de 26,1 millones de personas. El 3 de noviembre de 2021, el dirigente chavista celebró el cumplimiento de la meta del 70 %, lo que significa que en solo dos meses la tasa de vacunado subió 21 puntos porcentuales. Tanto la OPS, como el Banco Mundial, estiman la población actual de Venezuela en 28.704.947 personas, de las cuales al parecer casi 6 millones se vacunaron entre noviembre y diciembre.

Aunque las cifras dadas por el régimen de Maduro son cuestionadas por varios expertos por su opacidad, este porcentaje puede ser parcialmente cierto. En el conteo que la OPS realiza de la cantidad de vacunas que ingresan al país, reconoce la administración de 30 millones de dosis en Venezuela, lo que hace viable el 91 % oficial. Sin embargo, esto significa que ese sería el porcentaje de personas con al menos una dosis de la vacuna. Para los casos de esquemas de vacunación completos, se estima que 11,6 millones de personas cuentan con ambas dosis, lo que representa el 40,8 %. Esto sitúa a Venezuela dentro de la media de vacunación mundial, que es de 50,3 %, aunque por debajo del promedio de América Latina.

Click en el icono y síguenos en las redes:

 

 

 

 

 

 


eldiario