Colombia: Asesinato del estilista de las misses causa consternación

Publicado en » Internacionales, Sucesos
enero 17, 2022
A las: 9:30 AM

El prestigioso peluquero, Mauricio Leal Hernández, fue encontrado sin vida el pasado 22 de noviembre, dos días antes de su cumpleaños 48, en el interior de su apartamento en una exclusiva urbanización de Bogotá, donde también estaba el cadáver de su progenitora, Marlene Hernández, ambos con heridas de arma blanca.

El caso fue tomado en un primer momento como homicidio-suicidio por las autoridades, pero una serie de situaciones descubiertas durante la investigación cambiaron la calificación a doble homicidio, al parecer con la implicación de legitimación de capitales, pues el estilista manejaba importantes sumas de dinero, que gastaba a manos llenas, sin que se conociera su procedencia


Por Armando Hernández

La muerte de Mauricio Leal Hernández, conocido como el peluquero de las misses, artistas, deportistas y estrellas de la farándula colombiana, se ha convertido en un caso rodeado de un absoluto misterio, que mantiene en vilo a la sociedad bogotana y el mundo del espectáculo, por las incidencias que rodean el hecho, donde también perdió la vida la madre del estilista, Marlene Hernández, cuyos cadáveres, con múltiples heridas de arma blanca, fueron encontrados en el apartamento de las víctimas, una lujosa y exclusiva urbanización donde, por las medidas de seguridad, es difícil el acceso de personas extrañas, situación que aumenta más el misterio sobre este doble crimen.

La policía en el complejo residencial Arboretto, el día que fueron encontrados los cadáveres.

Localizan los cadáveres

Los cuerpos de Leal y su progenitora fueron encontrados por su chofer y un hermano, el lunes 22 de noviembre, en el interior de su apartamento, en el exclusivo complejo residencial Arboretto, en la zona de Liquidambar de La Calera, en Bogotá, y según el informe preliminar, la policía consideró el caso como homicidio – suicidio, en el cual el peluquero habría acabado con la vida de su mamá y luego se suicidó, utilizando un arma blanca, que le fue encontrada clavada en el cuerpo.

Durante la inspección desarrollada por la policía, se reveló que junto a los dos cadáveres fue encontrada una carta, al parecer escrita por Leal, en la que daba cuenta de los hechos ocurridos, se despedía de sus seres queridos y pedía perdón por los hechos cometidos. “Los amo. Perdónenme, no aguanto más. A mis sobrinos y hermanos dejo todo, con todo mi amor. Perdóname mamá”.

La carta encontrada en el escenario del doble crimen, donde Maito pide perdón por lo ocurrido. Existen dudas que en realidad haya sido escrita por la víctima.

La policía conversó con los testigos, especialmente con el hermano de Leal, debido a que este, junto al chofer del estilista, fue la persona que encontró los cuerpos y dio aviso a la policía. Se dijo que la noche del 22 de noviembre del pasado año, los funcionarios observaron que los cuerpos de Mauricio Leal y su madre, Marlene Hernández, presentaban varias heridas con arma blanca. El hombre tenía un cuchillo incrustado en el cuerpo, y ambos estaban cubiertos con sábanas. El estilista tenía 47 años, en tanto que su madre contaba con 67.

Famoso por atender celebridades

Mauricio Leal era el estilista de celebridades. Tenía entre sus clientes a personas famosas de la farándula, de la alta sociedad y el deporte colombiano. Leal era ampliamente reconocido en el mundo de las celebridades, pues durante su carrera atendió a presentadoras, modelos, reinas de belleza, futbolistas, políticos y otros personajes de la vida pública.

De hecho, el día en que ocurre su muerte tenía previsto reunirse con Miss Universo Colombia y una miss alemana, según lo expresaron sus colaboradores. De origen humilde, su carrera se desarrolló a ritmo acelerado, logrando convertirse en uno de los estilistas más cotizados del país, a quien las personalidades le hacían cola para ser atendidos.

Aparecen las primeras dudas

Fueron personas cercanas al peluquero quienes sembraron la duda y lograron que las autoridades retomaran el rumbo de las investigaciones, cambiando sus primeras apreciaciones del homicidio-suicidio, por las de doble homicidio. La asistente de Leal expresó sus dudas por la legitimidad del escrito hallado en el lugar de los acontecimientos, aduciendo que ella prácticamente le hacía los escritos, debido a que el peluquero tenía mala ortografía. Además, consideraba que esa no era su letra y las palabras claves, que el hombre solía escribir con errores, estaban perfectamente redactadas. Existe la posibilidad de que, previo a su muerte, le hayan obligado a escribir la misiva y debido a la presión del momento, los rasgos no se corresponden con la escritura de la víctima.

El asesinato del estilista de las misses colombianas y artistas ha consternado a la farándula del vecino país.

“La carta estaba manchada de sangre, sobre la cama y a pocos metros de los cuerpos. No se tiene claridad aún si fue escrita por Leal, por lo que es analizada por los expertos en grafología.

Funcionarios de Medicina Legal dijeron que la mujer había sido herida con un cuchillo en el abdomen y esa fue causa de su deceso. Al parecer, hubo resistencia y eso explica por qué en la habitación en donde fueron hallados ambos cuerpos había sangre por todos lados. Así mismo, se considera como clave para la investigación el cuchillo que fue hallado en el cuerpo de Mauricio y otro encontrado en la misma habitación donde estaban ambos cuerpos, que al parecer fueron perfectamente acomodados, para dar credibilidad a la teoría del homicidio-suicidio.

En la habitación de Marlene fue encontrado el mango de otro cuchillo, sin la parte metálica.

A medida que se ahondó en la investigación fueron saliendo cosas que no encajaban en la escena del crimen, y terminaron por aumentar las dudas sobre lo que realmente ocurrió. Ni los vigilantes encargados de la seguridad en el complejo habitacional, ni los vecinos, observaron, previo al crimen, la presencia de extraños o sospechosos en el sitio.

Dos días después, Maito, como llamaban a Mauricio, estaría cumpliendo 48 años y tenía prevista la celebración. Días antes había colocado en redes un video con la historia de su vida, que esperaba sirviera de ejemplo a emprendedores y personas humildes. Recordaba su historia, cuando empezó vendiendo arepas y atendiendo dos trabajos para ayudar a su familia a salir adelante. Profesaba el amor por su madre, y quienes le conocían consideran que habría sido incapaz de suicidarse y, menos aún, de quitarle la vida a su progenitora, el ser que más amaba en el mundo.

En el apartamento, marcado con el número 18, también habitaba Johnny Leal, hermano de Maito. El día del crimen, a las 10 de la mañana, los dos hermanos conversaron por teléfono.

Lavado de activos

Algunos puntos oscuros han salido en el transcurso de la investigación, pero de momento no hay nada definitivo. Funcionarios de la Fiscalía General de la Nación, que investigan el caso, dan cuenta de un presunto enriquecimiento ilícito y lavado de activos, y dicen haber encontrado movimientos de dinero que no ha sido posible justificar.

Se ha hecho un análisis de grabación de cámaras de seguridad, tanto en la peluquería como en el condominio Arboretto, donde residía Leal, así como en los lugares que solía frecuentar. Se observa la presencia de personas y movimientos de vehículos que pudieran estar relacionados con el doble homicidio y el presunto lavado de activos. El día que ocurrió el crimen, Jair Ruiz, chofer y mano derecha del peluquero, y Jhonier Leal, su hermano, quienes encontraron los cuerpos, manifestaron haber notado en el área la presencia de carros lujosos y personas desconocidas, que hasta el momento no se sabe de quiénes se trata. Ellos hacían preguntas sobre lo ocurrido a los vigilantes de seguridad.

Lo mismo ocurrió en la zona donde está ubicada la peluquería, días antes y después del doble crimen. Se trata de una zona concurrida, pero eso no ha evitado que, durante el análisis de videos, se observe movimientos de personas consideradas como sospechosas.

La Fiscalía, por su parte, reveló que en el celular de Mauricio Leal encontraron cientos de llamadas y mensajes de voz que se consideran claves para la investigación y podrían llevar a los investigadores a un progreso en su trabajo. Se detectaron grabaciones de llamadas realizadas por personas que no formaban parte del círculo de la víctima, ni son clientes, pero intentaban obtener un encuentro personal con el estilista.

En una nueva etapa de las investigaciones, la policía allanó, de manera simultánea, algunas de las propiedades del estilista, entre las cuales se encuentran su lujosa peluquería, su casa de habitación, donde ocurrió el doble asesinato, y una oficina de la cual no se conocía su existencia. Tras esta operación, el fiscal general, Francisco Barboza, dijo a la prensa que detrás de las muertes podría haber un complejo esquema de lavado de dinero.

El estilista y su progenitora, Marlene Hernández, fueron asesinados con arma blanca

En la oficina encontraron toda la contabilidad y movimientos financieros de Mauricio Leal, entre ellos constancias de transacciones con empresas de las que no se conoce su origen y giros por altos montos de dinero a nombre de personas naturales. Se detectaron operaciones millonarias que, hasta el momento, no tienen explicación, agregó el funcionario.

De momento se abrió investigación contra varias personas por el presunto delito de lavado de activos y enriquecimiento ilícito de particulares, con la finalidad de determinar la procedencia de los recursos con que fueron adquiridos algunos bienes.

“Se está investigando el entorno de Maito, los movimientos financieros y contables de su establecimiento de comercio y el desenvolvimiento de empresas y la procedencia de capitales. Está en marcha una operación encaminada a verificar si el ahora occiso aparece implicado en lavado de activos y el enriquecimiento ilícito de particulares”, agregó el fiscal.

Pese a que no han sido practicadas detenciones, no se descarta que en las próximas horas se produzcan algunos arrestos. Pese a que el fiscal no aportó detalles, dijo, como para salir del paso, que “todos son sospechosos”.

Claves importantes

Luego de que la Fiscalía determinara como homicidio la muerte de Mauricio Leal y su madre, los detalles siguen conmocionando a la alta sociedad colombiana. Han salido a la luz pública conversaciones que el ahora occiso habría mantenido en redes sociales.Entre ellas una con su chofer, Jair, a quien le dice que no lleve a su casa a la señora encargada de la limpieza, pues quiere tranquilidad, ya que “va a dormir”.La manera como está escrito este texto ha generado dudas entre algunos de sus allegados, en especial en Karen Ruiz, directora de marketing de la peluquería y amiga de Leal.

“Él siempre escribía voy con ‘b’ larga, y casualmente ese día puso la puntuación bien. Son cosas que uno va a notar después, cuando yo leí el mensaje me dije: esto no lo escribió él”, explicó Karen, sembrando la duda. La mujer era quien le ayudaba a redactar los mensajes al estilista. También dijo que Mauricio tenía un compromiso muy importante ese día, por lo que difícilmente escogería quedarse durmiendo en su casa.

Los testimonios de su chofer, Jair Ruiz, y su hermano, Jair Leal, también son importantes. Ruiz, conductor y asistente personal de Mauricio, fue quien encontró los cuerpos en el edificio de La Calera. Dijo a la policía que desde el 19 de noviembre había recibido el encargo de su patrón de conseguir una mujer que le ayudara el lunes 21 de noviembre, con la limpieza de su casa-apartamento, por lo que le causó extrañeza que ese día recibiera un mensaje en el que le decía que no la llevara.

“Que no le llevara a la muchacha, que me viniera para la peluquería, que lo que quería era dormir, pero eso no era habitual. Él tenía ese día una cita con Miss Universo Colombia y con una chica que venía de Alemania, por lo que me pareció todo muy extraño”, dijo.

Ruiz explicó a la policía que llegó a la casa de Mauricio en compañía de su hermano Jair Leal, pero aquel fue el primero en ingresar a la escena del crimen y quien encontró los dos cuerpos. “Jair me dijo que fuera abriendo. De pronto, iba a llamar, no sé. Me dice que fuera abriendo, yo abrí. Entré hasta el comedor, pero no seguí porque escuché un silencio, que era extraño, y me devolví. Salgo por la parte de atrás y cuando trato de forzar la puerta-ventana, noto que estaba abierta, sin seguro. Abrió de una. Se me hizo muy extraño, porque esa puerta-ventana nunca permanecía sin seguro”, relató a la policía.

Explica que luego de encontrar los cuerpos, el conductor salió a dar aviso al hermano de la víctima: “Jhonier, pasó algo grave. Están muertos”. Posteriormente, de acuerdo a su relato, ambos ingresaron al cuarto, y Jhonier Leal reaccionó poniéndose las manos en la cabeza en señal de asombro. “Pero, qué pasó Mao. ¿Qué hiciste?”, fueron las palabras de Jhonier, según lo narra el chofer.

Cuando la policía llegó alapartamento fue atendida por el hermano del estilista, que la llevó hasta la habitación para explicar lo que encontró cuando ingresó al lugar. El cuerpo de la señora Marlene Hernández, mamá del estilista, estaba cubierto por una sábana y el de su hermano también, en el piso, pero con un cuchillo en el abdomen. En la misma habitación, sobre la cama, estaba una carta de despedida, supuestamente redactada por la víctima. Eran entre las cuatro y cinco de la tarde. Los cuerpos tenían una separación de solo un metro en sí, y a estas alturas no se sabe en qué momento fueron tapados con sábanas, ni quién lo hizo.

Una de las claves está en las fuertes sumas de dinero y altas transacciones que realizaba la víctima, quien solía movilizar más dinero del que ingresaba a sus cuentas bancarias. Se encontraron documentos de compra de bienes, avaluados entre 600 y 800 millones de pesos.

Detienen al hermano, como supuesto responsable

Jhonier Leal Hernández, al momento de ser reseñado por la policía, tras ser apresado como presunto autor del crimen de su hermano y de su progenitora

Nuevos giros tomaron las investigaciones sobre el asesinato del estilista colombiano Mauricio Leal Hernández y su progenitora, Marleny Hernández Tabares, cuando en horas de la noche del pasado viernes las autoridades policiales procedieron a la captura de Jhonier Rodolfo Leal Hernández, hermano del estilista Mauricio Leal, por su presunta participación en el crimen donde perdieran la vida su hermano y su propia madre.

El doble crimen, ocurrido en horas de la madrugada del 21 de noviembre de 2021, en zona rural del municipio de La Calera, en Bogotá, se ha visto vinculado a numerosos hechos y una larga cadena de especulaciones que han captado la atención de la ciudadanía, ansiosa por saber quién y por qué mataron al estilista de las misses, artistas y de la farándula colombiana en general,

Según lo explicado por voceros de Fiscalía, a Jhonier Leal Hernández le serán imputados los delitos de homicidio agravado, debido al parentesco con las víctimas, que al momento de ser atacadas se encontraban en evidente estado de indefensión. También se le harán cargos por sevicia, ocultamiento, alteración o destrucción de evidencias que formaban parte del elemento material probatorio.

La decisión de la Fiscalía de detener al hermano e hijo de las víctimas se habría acordado después de la inspección que la semana pasada fuera practicada a la casa del estilista, con la finalidad de concluir la primera fase de la investigación, que ahora colocará a Jhonier Leal ante los tribunales.

Representantes de la Fiscalía explicaron que desde que el mismo momento que ocurrieron los hechos, se dispuso de “un equipo de trabajo liderado por un fiscal delegado para que actuara ante el tribunal, un experto en la investigación de este tipo de delitos, fiscales de apoyo con amplio conocimiento y trayectoria en el despliegue de actos urgentes, así como investigadores, expertos en criminalística y médicos forenses, que se encargaron de adelantar una investigación exhaustiva e integral que permitiera esclarecer lo ocurrido y judicializar al responsable del doble homicidio”.

Click en el icono y síguenos en las redes:

 

 

 

 

 

 


lanacionweb