¿Cómo resolver los 5 problemas que puedes padecer con las uñas?

Publicado en » Belleza
enero 7, 2022
A las: 7:09 AM

Las uñas son esenciales para muchas mujeres, porque se han convertido en un complemento más de su look gracias a las manicuras y los esmaltes. Pero, además de por estética, las uñas hay que cuidarlas por salud. Aunque pueda parecer una parte insignificante del organismo, suelen ser un indicador de su buen estado general.

Así lo confirma Carmen Desmonts Salazar, farmacéutica de DosFarma: «Las uñas dicen mucho de la salud. En muchas ocasiones, incrementar la ingesta de vitaminas y minerales soluciona el problema, al igual que mantener las manos bien hidratadas y protegidas de productos químicos y de la humedad excesiva. En cambio, en otras situaciones, están avisando de que algo falla en el organismo.

Alteraciones sutiles, como la aparición de hoyos o estrías, pueden dar mucha ventaja en el diagnóstico precoz de alguna dolencia grave». Uñas débiles o quebradizas, manchas blancas o amarillas, estrías… son algunos de los problemas que pueden sufrir.

  1. Uñas débiles que se rompen fácilmente

Uno de los problemas más frecuentes que pueden padecer las uñas es la debilidad excesiva que provoca su rotura constante. La doctora Lorena Leal, especialista en dermatología en la Clínica Tufet de Barcelona, centro miembro de Top Doctors, señala que «con el paso del tiempo y la exposición repetida al agua y a los detergentes o diversos productos químicos son los causantes de las uñas débiles». Los expertos de DosFarma señalan que «la exposición prolongada al esmalte puede hacer también que las uñas se vuelvan frágiles y se descascarillen». Para fortalecerlas, la doctora Leal aconseja «evitar los irritantes, y utilizar productos orales y tópicos, a base de vitaminas y minerales». Llevarlas cortas, utilizar guantes siempre que se manipulen detergentes, evitar la humedad excesiva, no abusar de los esmaltes y manicuras agresivos y mantener una correcta hidratación también ayudan a fortalecer las uñas débiles.

  1. Manchas blancas

Otro problema que pueden padecer las uñas son las manchas blancas. La doctora Lorena Leal desmiente uno de los mitos más extendidos sobre este problema «contrariamente a lo que se suele afirmar, las manchas blancas no aparecen por falta de calcio, se originan por falta de zinc o por deficiencias de albúmina. Además, las manchas blancas o leuconiquia, también pueden estar causadas por traumatismos de repetición a nivel del pliegue ungueal, manicuras y el uso de detergentes». Los expertos de DosFarma afirman que «también puede deberse a psoriasis, una enfermedad crónica de la piel que puede también afectar a las uñas». Si la mancha es pequeña y desaparece pronto, no hay que preocuparse, pero si se mantiene en el tiempo, conviene consultar con un médico para que pueda realizar un buen diagnóstico y recomendar el mejor tratamiento.

  1. Manchas amarillas
Lea también:  Esta es la fecha de cumpleaños más común en el mundo

Las manchas amarillas se deben a diversos motivos. «Puede ser consecuencia del envejecimiento o del uso de productos en las uñas. Además, pueden ser una expresión de algún problema de salud como la presencia de una infección bacteriana o fúngica, o la deficiencia nutricional de ciertas vitaminas y minerales», apunta la dermatóloga Lorena Leal, miembro de Top Doctors. Conviene descartar que la causa sea alguna infección o deficiencia. Para evitar que las uñas amarilleen por el uso de los esmaltes, hay que aplicar siempre como primer paso de la manicura una base que evitará que los pigmentos del esmalte tiñan la uña. Las bases, además, ayudan a cuidar las uñas, y se puede elegir según cada necesidad: endurecedora, antimanchas, correctora…

  1. Uñas con estrías

Otra lesión que pueden sufrir las uñas son las estrías, un problema sobre todo estético. Según la doctora Leal «las estrías están causadas por la ruptura de la estructura ungueal, y pueden aparecer en un plano más superficial o profundo. Para eliminar estas hendiduras antiestéticas se pueden aplicar desde tratamientos de alisado de la uña, hasta esmaltes específicos para rellenar los surcos».

  1. Uñas con hongos

Aunque afectan principalmente a las uñas de los pies, las de las manos también pueden sufrir hongos. Es importante tratarlos a tiempo para evitar que se extiendan a la planta del pie o a las palmas de las manos. La doctora Lorena Leal explica que «para lesiones limitadas pueden ser efectivas las lacas, pero si está extendida puede ser necesario realizar tratamiento oral. Otras opciones de tratamiento son el láser o la terapia fotodinámica». Lo recomendable es prevenir la aparición de los hongos y para ello Estefanía Arredondo, directora médica de Olyan Farma, aconseja «una buena higiene de manos y pies, secado adecuado tras el lavado, mantener las uñas cortas, evitar andar descalzo, usar calcetines de algodón y un calzado ancho y cómodo. Si, además, estamos atentos a la aparición de lesiones sospechosas en las uñas, podremos acudir a un especialista de forma temprana y tratarla precozmente».

Click en el icono y síguenos en las redes:

 

 

 

 

 

 

 

 


abc.es