¿Qué fue la Ley de Hijo Único de China? Un control extremo de natalidad

Publicado en » Mundo
agosto 25, 2019
A las: 6:05 AM

El país que alberga la quinta parte de la población mundial, en busca de garantizar la sostenibilidad económica, decidió aplicar una de las leyes más extrañas y criticadas del mundo: sus ciudadanos tienen permitido tener un hijo. ¿Será esta la solución para la sobrepoblación o es una violación a los derechos humanos?

¿De qué se trataba la Ley de Hijo Único de China?

En 1978 el gobierno chino decide crear una ley que controlara el control de natalidad de su país. Preocupados por el constante crecimiento de la población y pensando en sus ambiciosas metas económicas y sociales, consideraron que era justo que sólo se permitiera tener un hijo por pareja.

Si la pareja decidía tener un hijo adicional, debía pagar una multa e incluso, podían ser demandados. Esta medida trajo como consecuencia numerosos abortos, abandono de niños y muertes de jóvenes embarazadas.

Uno de los más grandes problemas de esta medida, fue la discriminación hacia las niñas. La sociedad China ve al hombre como una figura más fuerte y productiva que la mujer -aun en la actualidad-, por lo que muchas parejas decidían interrumpir el embarazo clandestinamente si descubrían que en lugar de un niño, esperaban una niña.Getty Images

Uno de los más grandes problemas de esta medida, fue la discriminación hacia las niñas. La sociedad China ve al hombre como una figura más fuerte y productiva que la mujer -aun en la actualidad-, por lo que muchas parejas decidían interrumpir el embarazo clandestinamente si descubrían que en lugar de un niño, esperaban una niña.

«Por favor, por el bien del país, usa un método anticonceptivo»

Junto con la implementación de la ley, se iniciaron diferentes campañas que promovían la utilización de anticonceptivos y la importancia de la planificación familiar. En algunas empresas ofrecían beneficios únicos a los empleados que no tuvieran hijos. Cifras extraoficiales aseguran que se evitaron más de 400mil nacimientos desde 1979 hasta el 2015.

Los que no acataran las normas serían castigados con multas, de aproximadamente 200.000 yuanes (31.250 dólares). La ley causó un revuelo impresionante en la sociedad china y los abortos y las esterilizaciones masivas estaban a la orden del día.

La «flexibilización» de la ley no tardó en llegar

A medida de que pasaba el tiempo, el gobierno modificaba algunas características de la ley, por ejemplo: en las zonas rurales de China -los campesinos-, podían tener hasta 4 hijos, mientras que en la ciudad solo estaban permitidos dos.

A medida de que pasaba el tiempo, el gobierno modificaba algunas características de la ley, por ejemplo: en las zonas rurales de China -los campesinos-, podían tener hasta 4 hijos, mientras que en la ciudad solo estaban permitidos dos.

¿Una medida económica o una violación de los derechos humanos?

La ley causó un increíble revuelo, no solamente en China sino también en todo el mundo, pese a que hay cifras extraoficiales que aseguran que el 75% de la población china estaba de acuerdo con la regla, hay otras que la catalogan de atroz.

Lea también:  Conoce cuántos pasos debes dar al día para no subir de peso y mantenerte en forma

Según el Ministerio de Salud de China, desde el año 2000 hasta el 2015 se practicaban hasta 7 millones de abortos al año.

Una de las consecuencias más graves de la medida es el abandono de niñas, como las niñas son consideradas una «carga» para la familia y los niños como «fuerza productiva», las niñas eran abandonadas después del nacimiento, o las familias decidían abortar después de saber el sexo de la bebé.

Esto trajo como consecuencia una disminución increíble de la población femenina en China, aproximadamente 130 hombres por cada 100 mujeres.

El terrible caso de Feng Jianmei: La obligaron a abortar con 7 meses de embarazo.

Una joven de 22 años fue obligada por el estado a abortar a su hijo de 7 meses de gestación debido a que no podía pagar la multa de 40.000 yuanes (6.300 dólares). El caso causó revuelo mundial y los funcionarios le pidieron una disculpa pública, pero igual la medida sigue vigente y las multas cada día son más elevadas.

Una joven de 22 años fue obligada por el estado a abortar a su hijo de 7 meses de gestación debido a que no podía pagar la multa de 40.000 yuanes (6.300 dólares). El caso causó revuelo mundial y los funcionarios le pidieron una disculpa pública, pero igual la medida sigue vigente y las multas cada día son más elevadas.

En el 2015 se le puso fin a la Ley ¿Ahora tendrán libertad reproductiva?

La medida tras 36 años fue abolida -pero no totalmente-. Los expertos comenzaron a analizar los patrones de su sociedad y se dieron cuenta de que se estaban quedando sin jóvenes. Para el 2050 la gran mayoría de la población china tendría 65 años y no sería capaz de adaptarse al nivel de productividad que desea el gobierno.

El desbarajuste entre los índices de jóvenes y ancianos, están perjudicando la economía porque la población «productiva» se está agotando y más son los casos de personas retiradas que requieren del mantenimiento del gobierno.

China tiene uno de los índices de fertilidad más bajos del mundo, por lo que necesitaban comenzar a reactivar el nacimiento de ciudadanos chinos que en un futuro velaran por la estabilidad del país.

Esto quiere decir que ¿Tendrán libertad reproductiva? No. Si bien la ley fue abolida, el gobierno chino mantiene la recomendación de que las parejas tengan un solo hijo, de querer tener más, deberán solicitar un permiso especial al gobierno y llenar una serie de requerimientos.

Sin embargo, de 11 millones de parejas que cumplían los requisitos para tener dos hijos, solo 1,5 millones habían solicitado el permiso.


culturizando