¿Por qué despiertas con la cara hinchada y qué remedios usar?

Publicado en » Belleza
mayo 28, 2019
A las: 9:18 AM

¿Despiertas y sigues con tus ojos y mejillas hinchadas? Te explicamos por qué tu rostro amanece inflamado y qué remedios efectivos aplicar

Te despiertas, te miras al espejo y de pronto te encuentras con la cara hinchada. Pasan los minutos u horas y sigues con tu rostro de recién levantada. ¿Por qué luces así y cómo puedes remediarlo?

En ocasión, la hinchazón puede aparecer bajo los ojos, otras se notan alrededor de la boca e incluso en otras zonas del rostro. La razón más frecuente es por haber pasado una mala noche, acostarse tarde o sufrir de insomnio. Sin embargo, existen otras causas.

Causas del rostro hinchado al despertar

No te limpiaste el rostro antes de dormir: si no limpiaste tu cara para eliminar las toxinas, células muertas o maquillaje, todos estos restos taponan los poros, lo que provoca hinchazón.
Alergia o resfriado: cuando tienes síntomas de gripe o resfrío, el rostro también puede inflamarse.
Retención de líquidos: cuando la hinchazón es por la zona de los párpados y, en ocasiones en las mejillas, y viene acompañada con una ligera sensación de cansancio puede ser por la posición que has adoptado al dormir o por la dieta, como, por ejemplo, el exceso de consumo de sal o alcohol.

La retención de agua crónica o excesiva puede indicar un problema relacionado con la tiroides, el hígado, el riñón o el corazón, advierte MotherNature.com. Si la hinchazón viene acompañada de mareos, dolor de cabeza o fiebre, entonces tendrás que acudir al médico.

Menstruación: el nivel de la progesterona relacionada a la retención de agua aumenta en días previos a la menstruación, por lo que es bastante normal estar hinchada mensualmente durante ese periodo.

Lea también:  El final del actor “El Zorro” : murió olvidado en la Argentina y solo dos personas fueron a su entierro

¿Cómo desinflamar tu rostro?

Lava tu cara con agua fría para calmar la hinchazón.
Usa una mascarilla fría durante 15 minutos. Puedes usar una compresa húmeda o rodajas de pepino frío.
Duerme de espaldas. La presión de tu rostro sobre la almohada, también ocasiona hinchazón.
Bebe más agua y consume menos sal.
Un truquito efectivo: si te has levantado con la cara bastante hinchada, prepara una infusión de manzanilla. Déjala enfriar y empapa un algodón con la infusión para masajear el rostro. Después de unos minutos de haberla aplicado, la hinchazón bajará notablemente.


americatv