Economista, Carlos Ñáñez: «Nuevas mesas de cambio, terminarán fracasando como otros sistemas de cambio y «solo aumentarán la inflación y la escasez».

Publicado en » Actualidad, Economía
mayo 9, 2019
A las: 1:30 PM

El economista venezolano, Carlos Ñáñez explicó que las nuevas mesas de cambio aprobadas por el Banco Central de Venezuela, terminarán fracasando como otros sistemas de cambio y «solo aumentarán la inflación y la escasez».

Ñáñez quien es miembro del Instituto Friedman for economic Choice, detalló en entrevista para Eknuus, que este nuevo sistema incrementará la inflación «porque evidentemente el tipo de cambio se disparará ante la sequía de la oferta; generará mayor escasez porque se va a seguir en la senda de no financiar divisas para la importación».

El profesor de Teoría y Política monetaria de la Universidad de Carabobo, destacó que las importaciones han sufrido una contracción de un 90% en términos globales y de un 80% en términos privados.

Economista venezolano, Carlos Ñáñez. Foto: Cortesía

Generando una contracción del 17,7% para el 2018 y del 25% (estimación) para el 2019. Esto se traduce en que «Venezuela es el país que ha decrecido en mayor nivel, siendo solo superada por Siria tras sufrir un conflicto bélico civil», aseveró.

Asimismo, resaltó que durante los 6 años del gobierno de Nicolás Maduro la contracción es del 63% del Producto Interno Bruto en Venezuela.

No elimina el DICOM

El Banco Central de Venezuela (BCV), a través de la resolución 19-05-01, aprobó a los bancos autorizados como operadores cambiarios realizar transacciones de compra y venta de divisas a través de “mesas de cambio“.

“Los pactos de estas operaciones serán ejecutados en las mesas de cambio de los operadores cambiarios durante cada jornada”, se lee en el artículo 1 del decreto.

Además, establece que cada institución deberá publicar las cifras resultantes de las operaciones; entre ellas el tipo de cambio promedio ponderado y el volumen transado, las cuales serán informadas diariamente al BCV.

Pese a lo establecido en esta resolución, el especialista en materia económica, expresó que en Venezuela no se ha eliminado el control de cambio y agregó «se siguen estableciendo límites máximos de operación en divisas, los cuales son USD 300 diarios, USD 4.000 mensuales y USD 10 mil al año«.

Náñez aclaró que el DICOM no desaparecerá desde el punto de vista técnico, simplemente desde el punto de vista de definición. Ya que «ese precio promedio ponderado sustituye como un eufemismo lingüístico al DICOM, pero sigues constituyéndose un esquema de cambio oficial de la República», dijo.

«Es el peor momento para estas mesas de cambio»

El Coordinador de la comisión de estudios de postgrado de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de Carabobo, manifestó que ahora es el peor momento para presentar estas «nuevas mesas de cambio».

Lea también:  COPEI Conmemora su 76 Aniversario

Debido a que el país no cuenta con la postura institucional del BCV,basado en la robustez de sus reservas internacionales.

El BCV no tiene claro cuál es su participación en estas mesas de cambio. Foto: Punto de Corte

«La banca ante el cual se liquidarán las divisas tampoco cuenta con robustez en términos operativos para garantizar la liquidez en términos de la demanda y esta afectado por aspectos evidentes de altísima iliquidez en moneda local».

Ñáñez apuntó que el Banco Central de Venezuela debería actuar como un «gran arbitro mediador» de esa política bancaria, más sin embargo, ahora mismo no tiene claro cuál es su participación en este mercado de mesas de dinero.

El docente enfatizó que el sistema bancario de Venezuela, está afectado por ciertas acciones de la política monetaria de los encajes legales:

«Que son los niveles de reserva que debe mantener la banca pública y privada atesorada en el BCV, bajo la garantía que este sea prestamista de última instancia y con el aval de los bonos emitidos por la república para poder intermediar. Sin embargo, en la actualidad la república cuenta con dos esquemas de encajes legales. Uno al 100% sobre las reservas excedentarias y otra al 57% sobre las reservas ordinarias, de la banca. En el mercado bancario financiero existen dificultades para poder articular la presencia de mesas de cambio frente a la iliquidez evidenciada en el sistema bancario, producto de esta política de ancaje legales».

Para el menudeo continuará el sistema de cambio paralelo

Respecto al sistema de cambio para las operaciones diarias, es decir «el menudeo» en divisas, Ñáñez aseguró que se seguirá apelando al sistema de cambio paralelo.

Resaltó que el dólar paralelo «no va a desaparecer, hasta que no exista una oferta lo suficientemente robusta y constante en la economía para satisfacer los requerimientos de la demanda».

El profesor, alegó que al hacer un recuento histórico, Venezuela «tiene un conjunto de sistemas bancarios que han venido fracasando desde Cadivi, que nos costo USD 25 mil millones, alrededor de 4 veces de lo que tenemos atesorado en reservas internacionales. Pasando por Cicad, Cimadi, Dicom, Dipro y mesas de oferta, hasta este nuevo esquema de libre convertibilidad, que no acaba de estar claro».


noticiascol/agencias