El sacerdote pedófilo le compraba zapatos y ropa a la niña de 12 años

Publicado en » Maracaibo, Sucesos
noviembre 30, 2018
A las: 8:00 AM

Con desparpajo, frente a las autoridades policiales, el sacerdote español Iván Merino Padial  admitió este miércoles 29 de noviembre que sí cometió actos lascivos con la niña de 12 años dentro de su Volkswagen gris. 

“Nos encariñamos, entre el juego y las caricias… una cosa llevó a la otra”, se le escuchó decir en un video que circuló desde la mañana de este miércoles.

Cuando le preguntaron a Merino Padial, quién formaba parte de la orden Agustinos Recoletos que hacen vida en la parroquia María Inmaculada de la urbanización El Naranjal, por qué estaba con la niña respondió: “Ella se encariñó conmigo y yo con ella”.

Merino Padial, de 44 años, fue detenido el sábado, a las 8:45 de la noche, in fraganti por funcionarios del Cpbez en una calle de la urbanización El Pilar, parroquia Olegario Villalobos, de Maracaibo, según fuentes policiales.

El secretario de Gobierno, Lisandro Cabello, ofreció una rueda de prensa para dar detalles del caso que ha escandalizado e indignado a la feligresía marabina.

Acompañado del comandante del Cpbez, G/B (GNB) Rubén Ramírez Cáceres; y Marcos Ríos, subdirector del cuerpo de seguridad, Cabello repudió el hecho y dijo, desde la Comandancia General de la Policía, que en los exámenes forense practicados a la menor “dio positivo…” por lo que continuarán las investigaciones para constatar si existen más víctimas de este sacerdote pedófilo, pues la pequeña forma parte de la coral infantil de esa parroquia eclesiástica.

Sostuvo que “se determinó que Merino la violó en varias ocasiones”. “Este violador se llevaba a la niña en la tarde y la devolvía a las 11:00, 12:00 de la medianoche, visitaba constantemente su casa. Le compraba zapatos y ropa a ella y a otras personas”, informó. 

Lea también:  Saime activa máquina de autogestión en oficinas principales del país

Destacó que, según las investigaciones que adelantaron los funcionarios del Cpbez, “a este señor lo enviaron castigado de Granada – España a Venezuela por algunas denuncias (de pedofilia). Por qué la Iglesia no investigó eso”, aseveró a la vez que criticó que las autoridades de la Iglesia dieran, más temprano, una rueda de prensa “de carrerita porque sabían que íbamos a dar detalles”.

Instó a las autoridades de la Arquidiócesis de Maracaibo a revisar la situación de Merino Padial.

“No tenemos información sobre la vinculación de la familia. Vamos a buscar ayuda psicológica para la niña y su entorno”, declaró Cabello, quien recordó el caso de la COL (Cabimas) donde está siendo investigado un obispo anglicano.

El secretario de Gobierno pidió a los padres y representantes “cuidar más a sus niños porque esto no es un hecho aislado”; no obstante, enfatizó que a Merino “se le resguardarán todos sus derechos”, ya que cuenta “con dos abogados y vamos a averiguar quién los está pagando, porque vamos a ir al fondo ya que todo indica que hay más víctimas”.   

Vecinos de El Naranjal recuerdan que el sacerdote, de la orden de los Agustinos Recoletos, llegó hace unos tres años a la citada parroquia.

Afirman que Iván Merino Padial “llevaba poco más de un año visitando diariamente la casa de la niña y tenía trato muy familiar con su mamá”.

Algunos aseguraron que luego de impartir la misa los domingos, Merino Padial se dirigía a la vivienda de la infante, “pasaba un rato allí y en horas de la tarde se marchaba con ella. Regresaban a altas horas de la noche”. 


lanacionweb