Afectadas por PIP demostrarán incumplimiento de medida que obliga a empresas a reemplazar prótesis

Publicado en » Estilo de Vida
noviembre 15, 2016
A las: 3:12 PM

Han pasado más de seis años del fraude sanitario más sonado de todos los tiempos: PIP (Poly Implant Prothèse), la empresa que sustituyó el silicón médico de sus prótesis mamarias por uno industrial, pero el tiempo no ha menguado la polémica ni las consecuencias. Un grupo de venezolanas afectadas acudirá este jueves al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en Caracas, para probar que las empresas Galaxia Medica y Locatel han desatacado la medida cautelar dictada por la Sala Constitucional en la que se les ordena dotar de los implantes a las pacientes para su reemplazo gratuito.


Gilberto Andrea, representante legal de la Asociación de Mujeres Venezolanas Afectadas con PIP (Asomuvenapip), liderará la acción pautada para las 9:00 de la mañana.

Cabe recordar que con 40 mil portadoras calculadas, Venezuela ocupó el segundo lugar en el mundo con casos de PIP, solo superado por Gran Bretaña (44 mil pacientes). Francia, donde se fabricaron las prótesis, sumó 33 mil implantadas. Siguieron Argentina y Colombia con 15 mil casos cada uno.

Pero también nuestro país fue el único en el mundo que ordenó el retiro y reemplazo gratuito. Algunas naciones afectadas dispusieron el retiro, pero en Venezuela se tomó en cuenta la afección psicológica y física de retirar las prótesis y no colocarlas nuevas. Sin embargo, seis años después sólo poco más del 1% de ñas afectadas han podido operarse mediante el protocolo.

Entre las razones de que figuran que buena parte se operó por sus propios medios, otras no saben que las portan, aunado a ello la sentencia aún es cautelar y no definitiva por lo que solo abarca a quienes tengan problemas de salud con las prótesis no a todas las que las portan.

“Hola mi nombre es Delmy Romero Villegas y tengo muchos quistes debido a los implantes PIP, necesito ayuda ya que no tengo recursos y no me responde el médico me operó. Gracias”, escribió una afectada en la página de Facebbok de Asomuvenapip.

Otro de los problemas es que no todas las prótesis fueron introducidas por Galaxia Médica, por lo que en esos casos la empresa no está obligada a sustituir las PIP no traídas por ella.

Sumado a todo, en los grupos de las páginas de afectadas se leen mensajes desesperados como: “Registrada en el Ministerio de Salud y no operada con prótesis desplazada hacia abajo”, “a mí no me abre la página”, “ya no se qué voy hacer el médico que me operó no quiere enviar el informe al Mpps”, “mi especialista falleció ¿qué hago?”.

gilberto

Gilberto Andre, representante legal de Asomuvenapip.

El retiro y reemplazo de las prótesis contaría con el trabajo en equipo de médicos, autoridades sanitarias, clínicas y empresas cosméticas que las vendieron. Pero no todos han facilitado las cosas y las afectadas que visitarán el TSJ el jueves quieren precisamente demostrar que las empresas que distribuyeron esos implantes en el país no han cumplido cabalmente con el suministro gratuito de las nuevas prótesis.

“Muchas no han podido recibir la atención que ordenó en caso de emergencia para ellas el TSJ es por ello que promovemos la declaración de estas víctimas a los fines legales consiguientes”, explicó Andrea a Noticia al Día.
Adriana Bavaresco, integrante de Asomuvenapip, hizo un llamado a las autoridades: “Solicitamos celeridad en el caso a los entendidos competentes, TSJ, Defensoría del Pueblo, para que las afectadas que aún llevan las prótesis y presuntamente no estén rotas igual puedan ser operadas gratuitamente. Es desesperante portar las PIP sabiendo que son una bomba de tiempo”.

 


Noticia al Día/ Maidolis Ramones Servet/Fotos: Agencias

Comenta esta noticia

Noticiascol.com tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que publicamos. Lo invitamos a que participe en un debate abierto y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.