Aumentan 50% hechos delictivos en la Lara-Zulia

Publicado en » Actualidad
noviembre 2, 2016
A las: 3:32 AM

Viajar en bus, comer en un restaurante o simplemente cambiar un caucho son acciones que para algunos han significado un mal rato en los 101 kilómetros de carretera entre los estados Lara y Zulia.

Desde el Puente sobre el Lago hasta la población de El Venado las bandas delictivas operan en la Troncal 17, conocida como la carretera Lara-Zulia, en busca de víctimas, ya sea para despojarlos de sus vehículos o de sus pertenencias,  incluso, a costa de sus vidas.

Para los conductores del transporte público, habituales transeúntes de la troncal, cualquier tramo de la carretera representa un punto de peligro contra los desprevenidos.

“La entrada a la carretera N, en Lagunillas, es usada por quienes se montan en los buses para atracarlos. Desde ahí hasta Ciudad Fabricio Ojeda pueden ocurrir hasta tres atracos a la semana. En especial en las horas picos, ya sea a las 12:00 del mediodía o las 5:00 de la tarde”, refiere Jorge Salas, conductor de una de las unidades que opera desde el centro de Ciudad Ojeda a El Menito.

Al igual que los autobuses locales, los que recorren desde otros estados como Lara o Trujillo, sufren otro tipo de modo de operar, tal como el registrado el pasado 4 de octubre cuando un bus de Expresos Unión, proveniente del estado Mérida con destino hacia Falcón fue atacado con objetos contundentes a la altura del sector El Venado, en el municipio Baralt, lo que dejó una persona muerta al ser alcanzado en la cabeza.

El asalto fue perpetrado por al menos ocho hombres que desde mediados de años mantienen en zozobra a choferes de rutas largas: “Cinco unidades transitan al día desde Carora a Cabimas, y tratamos de no reducir la velocidad a lo que entramos al Zulia hasta llegar al distribuidor San Benito, en Cabimas. Entre El Venado y El Menito es el peor tramo para nosotros”, advierte Juan Pablo Duarte, directivo de la línea Expresos Unidos en el estado Lara.

Al igual que lo transportistas públicos, los conductores particulares viven su propia historia de terror en la Lara-Zulia.

Edgar Montiel, un trabajador petrolero de Cabimas, apenas pudo sobrevivir al encuentro delictivo que le sobrevino cuando cambiaba un caucho: “Apenas subí el  gato hidráulico,  dos hombres en dos carros se detuvieron con la excusa de ayudarme. Eran las 10:00 de la mañana y el tráfico era lento, propio de un martes a mitad de quincena. En cinco minutos cambiaron el caucho, me encañonaron y condujeron el carro hasta un paraje entrando por La Plata. Allí me amarraron y vendaron los ojos mientras repetían varias veces que me matarían. Cerca del mediodía los tres carros, incluyendo el mío habían desaparecido”.

Una fuente policial de Cabimas reveló que en los últimos cuatro meses el asalto a los conductores particulares, entre Los Dulces y el peaje de Santa Rita,  aumentó un 50% .
“Aquí entran los asaltos a buses y robos a mano armada. Investigamos varias bandas que operan desde La Rita y Cabimas a todo lo largo de la carretera”, apuntó el vocero.

Las investigaciones, en colaboración con las denuncias de las comunidades, permitieron dar, el pasado 14 de octubre, con un centro de “enfriamiento” de carros robados a desprevenidos comensales a orillas dela vía.

En el lugar, a escasos 100 metros de la troncal, las autoridades rescataron a siete personas que permanecían privadas de su libertad en una casa en ruinas, y que fueron interceptadas mientras comían en los puestos ubicados en el sector Los Dulces, la zona de mayor peligrosidad, según las autoridades. En el patio del “cambuche” cuatro carros aguardaban a la negociación entre sus dueños, los piratas de carretera y los familiares, lo que dio tiempo a funcionarios del Cpbez a actuar para rescatar a los cautivos.

La situación de alta criminalidad, que mantiene registros similares en otras vías del estado Zulia, como la Maracaibo- Perijá, llevó al ministro de Interior, Néstor Reverol, a anunciar un dispositivo de seguridad especial con el objetivo de “garantizar la seguridad en la carretera Lara- Zulia y la Troncal 6, que va desde Maracaibo hasta la Sierra de Perijá”.
“El objetivo es garantizar la seguridad en la carretera Lara- Zulia y la Troncal 6, que va desde Maracaibo hasta la Sierra de Perijá, además de la Troncal del Caribe”, detalló el ministro, quien precisó, además, que el  plan será ejecutado  por el Cuerpo de Policía Bolivariano del estado Zulia (Cpbez), la  Policía Nacional Bolivariana (PNB y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Al respecto el coronel Fretzer Borjas, director de la Mancomunidad Policial Eje COL, amplió que la troncal 17 o Lara-Zulia será custodiada por efectivos de estos cuerpos policiales, de acuerdo a un esquema que maneja el componente militar, y que prevé la distribución de componentes uniformados a cada dos kilómetros del asfaltado, como lo anunció Reverol.

Los usuarios se encuentran a la espera de resultados positivos e inmediatos: “No hay sensación de seguridad, no hay patrullas ni puntos de control que revisen a pasajeros o autos sospechosos. Ojalá este dispositivo sea efectivo y permanente para poder transitar, por fin, por esa vía con tranquilidad”, pidió  Gonzalo Cárdenas, de la línea Ciudad Ojeda- Maracaibo.


panorama

Comenta esta noticia

Noticiascol.com tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que publicamos. Lo invitamos a que participe en un debate abierto y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.