Asesinan a abuelo de 77 años para robarlo, Ciudad Ojeda

Publicado en » Cabimas, Sucesos
septiembre 8, 2016
A las: 11:09 AM

Los tres vecinos y ladrones sabían bien que Iván Alfonso Cabrera Castellano, de 77 años, no ofrecería mucha resistencia. Su edad y su soledad fueron vistas por los delincuentes como debilidades. No importó que era un abuelo, viudo, solitario. Ni menos que era un vecino querido. No hubo respeto. Lo mataron para robarlo.

Las tres figuras fueron vistas, ayer en la madrugada, merodeando las casas y patios de la segunda etapa de la urbanización Eleazar López Conteras, de Ciudad Ojeda. Amaneció el cielo nublado. Iván no salió. Un vecino decidió averiguar qué había alterado la rutina de Iván.

Las primeras hipótesis apuntan que “los tres delincuentes ingresaron por una de las láminas del techo de la parte posterior de la vivienda, la más alejada de la habitación donde dormía Cabrera. La víctima habría forcejeado y reconocido a ‘El Kabubi’, su vecino, por lo que decidieron asfixiarlo hasta matarlo”, informaron fuentes policiales.

A las 8:00 am, la central de Polilagunillas recibió la llamada de alerta sobre lel cadáver, en el interior de una casa de  la vereda 2 de la urbanización Eleazar López Conteras. Los vecinos conocían bien a la víctima pues toda la vida había residido en el sector.

Iván era  obrero activo de la Alcaldía de Lagunillas. El director de la policía  de ese municipio, Néstor Borjas, explicó que  “lo encontraron en su cuarto, con las manos atadas con un cordón y los pies amarrados con una correa. Tenía un mecatillo anudado al cuello y la cabeza cubierta con una sábana. Lo estrangularon”, dijo.

Las comisiones de Polilagunillas llegaron a la zona, una de las urbanizaciones más antiguas de la parroquia Alonso de Ojeda. Allí encontraron la escena: el cuerpo tirado, la casa saqueada, el irrespeto en el ambiente, el estupor en los vecinos.

Con las primeras preguntas surgieron los principales sospechosos del crimen. “Con la ayuda de la comunidad y varios testigos se identificó  a los azotes que habían sido vistos en la madrugada, conocidos con los apodos de ‘El Kabubi’, ‘El Anderson’ y ‘El Adrían’, delincuentes de la zona y vecinos de la víctima”, reveló Borjas. Todos viven en la misma zona.

Comisiones de la Brigada Motorizada iniciaron la búsqueda de los presuntos homicidas y no tuvieron que rodar mucho. A dos calles del sitio del homicidio, al lado del prescolar Sol del Perú,  “El Kabubi” , identificado como Kevin Brayan Rodríguez Mata, recibió con tiros de revólver, calibre 38, a los funcionarios que le seguían la pista.

“El Kabubi” guardaba parte del botín que se habían llevado de la casa. Los policías encontraron la cédula, el carnet de la Alcaldía, su ficha del Seguro Social,  y un tensiómetro digital con el cual Iván monitoreaba su presión.

A las 2:00 pm cayó “El Adrián”, en la avenida 41 de Ciudad Ojeda. Tenía en su poder la bomba de agua de la casa de Iván.

El abuelo vivía solo en casa desde que quedó viudo. “Tiene una hija, que vive en otra zona de  Ojeda.  Era muy buen vecino”, se lamentó una mujer que curioseaba en la zona que amaneció hoy, de luto y duelo por obra del hampa.


panorama

Comenta esta noticia

Noticiascol.com tiene el gusto de ofrecerle la oportunidad de compartir información, experiencias y observaciones sobre las noticias que publicamos. Lo invitamos a que participe en un debate abierto y le pedimos que evite el uso de palabras obscenas, frases de odio, comentarios personales y señalamientos que puedan resultar ofensivos. Gracias por ofrecernos sus opiniones.